El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Desarrollan un trabajo en conjunto con el Parque Nacional El Rey

Hubo festejos por el 69 aniversario de la creación del famoso parque, que tiene unas 44.000 hectáreas de bosques y al mismo tiempo homenajearon a dos metanenses

Desarrollan un trabajo en conjunto con el Parque Nacional El Rey

Magnífico ejemplar de pava del monte, especie muy común de observar entre las arboledas del parque nacional El Rey.

El 24 de este mes se celebró el aniversario número 69 del parque nacional El Rey. El intendente de la institución, Ricardo Guerra, invitó a la Municipalidad de San José de Metán a participar de las actividades, por lo que comisionaron al director de Protección Civil, Roberto Nieva, a concurrir al acto conmemorativo.

A tal fin fue desplazada una Unidad Táctica de Rescate Mixta compuesta por personal del Cuerpo de Preventores Municipales, Búsqueda y Rescate Metán y Parque Nacional El Rey a los efectos de ejecutar maniobras demostrativas que evidencian el trabajo en conjunto que se viene desarrollando entre los organismos de referencia en el marco del Programa de Creación y Fortalecimiento de Unidades de Rescate que promociona y gestiona la Dirección de Protección Civil de la Municipalidad de San José de Metán.

Es importante destacar que el Centro Operativo del Parque Nacional El Rey forma parte del Sistema de Defensa Civil Municipal de Metán.

Asimismo, cabe destacar que dos metanenses fueron homenajeados ese día ya que se reconoció a Hipólito Alzogaray por los 37 años de servicios cumplidos y por los más de 30 años de servicios de Ángel Alzogaray, ambos al servicio de Parques Nacionales.

Belleza indescriptible

A unos 80 km en línea recta al este de la capital, se encuentra el parque nacional El Rey.

Fue creado en 1948 con el fin de preservar un interensantísimo sector de las yungas y ambientes de transición entre éstas y el Chaco Serrano. Abarca una superficie de 44.162 hectáreas. Abierto todo el año, la temporada mas propicia para visitarlo es de mayo a octubre. El parque está encerrado por cordones montañosos que descienden gradualmente hasta el valle central, conformando un inmenso anfiteatro de singular belleza.

Desde los cerros bajan las aguas de los numerosos arroyos que confluyen finalmente en un único río, el Popayán. Las particulares características topográficas del parque, abierto a las masas de aire frío provenientes del sur, determinan un clima menos cálido que el de las áreas vecinas. La fauna representativa de las Yungas se ve enriquecida con especies chaqueñas como la chuña de patas rojas y la charata.

Estas dos más la pava de monte común, típico componente de selvas, se las observa con facilidad en los alrededores de la Intendencia. La

Laguna de los Patitos es de gran interés debido a la diversidad de aves acuáticas.

Especies habituales son la gallareta escudete rojo, la pollona negra, el pato cutirí y el maca o macacito gris. Resulta frecuente el encuentro con corzuelas pardas, pecarles, zorros de monte y tapir, que es el mamífero terrestre de mayor volumen y peso de América del Sur, pudiendo alcanzar los 300 kg.

El agua es su medio predilecto; pasa largas horas inmerso refrescándose, protegiéndose de los insectos hematófagos o alimentándose de plantas acuáticas. El pecarí de collar, notable por la banda pálida que rodea su cuello, es más frecuente que el labiado, el cual habita principalmente en las quebradas abruptas de tupida vegetación arbustiva. También hay pumas, gatos monteses, ositos lavadores, coatíes y lobitos de río.

Fuente: Adrián Quiroga Adrián Quiroga - El Tribuno

COMENTARIOS