Lluvias que favorecen
La Bolsa de Cereales consignó que en las localidades de Tartagal y Las Lajitas, región norte del país, comenzaron las primeras labores de cosecha en lotes tempranos que se encontraban con una condición de cultivo regular.

Las últimas precipitaciones ocurridas en gran parte del área agrícola nacional ayudaron a mejorar la humedad de los suelos a implantar y el estado de los lotes en crecimiento.

Así lo estimó el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires esta tarde y los especialistas explicaron que "ya transitando etapas avanzadas del ciclo de desarrollo del cereal, el cultivo de trigo consiguió recuperar el estado hídrico".

Fue "tras las lluvias registradas en el centro de Chaco y Este de Santiago del Estero", mientras que "por otra parte, en las localidades de Tartagal y Las Lajitas, región norte del país, comenzaron las primeras labores de cosecha en lotes tempranos que se encontraban con una condición de cultivo regular".

"En cuanto a la cebada, la misma también se vio beneficiada por los nuevos sucesos climáticos, restableciendo humedad. Actualmente, los lotes en desarrollo se encuentran en muy buen estado general", consignaron.

Con respecto a la siembra de girasol, ésta se extiende de manera fluida en todo el país ya que las precipitaciones permitieron obtener la humedad adecuada para el cultivo, principalmente en el centro de Chaco y norte de Santa Fe.

"Asimismo, se da por iniciada la campaña de girasol en regiones de La Pampa y Buenos Aires, al registrarse la incorporación de los primeros lotes de la oleaginosa", indicaron los autores del reporte.

Finalmente, "continúa avanzando la siembra de maíz principalmente en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe. Si bien las lluvias repusieron humedad en los lotes, también demoraron la implantación del cereal en el este de La Pampa y el noroeste de Buenos Aires", destacaron.

COMENTARIOS