El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Premio por generar vapor y electricidad con energía solar

Un proyecto desarrollado por investigadores del Inenco de la UNSa obtuvo el premio mayor del concurso Innovar 2016.

Premio por generar vapor y electricidad con energía solar

Una estructura gigante. Similar a un puente carretero, pero con techo. La base, por donde pasarían los vehículos, está construida totalmente de espejos. Y el techo de caños que transportan agua. Lo llamativo y novedoso es que el sol, que pega fuerte en la localidad de San Carlos, se refleja en el espejo y cuando rebota el calor se concentra en los caños alcanzando una temperatura de 300 grados. Esta acción hace que se genere vapor que puede utilizarse para calentar el aire de un secadero de pimientos, o a través de un generador eléctrico, mover motores. El invento salteño es uno de los dos que ganó el premio mayor del concurso nacional Innovar 2016.

Se trata del único prototipo en Latinoamérica que utiliza la tecnología Fresnel Lineal (concentrador de calor), desarrollada por docentes del Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (Inenco) dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Salta.

El proyecto denominado "Generación de vapor y electricidad mediante energía solar térmica de concentración" está dirigido por el doctor en Física Luis Saravia y el ingeniero civil y magister en Energía Renovables Marcelo Gea. El equipo se completa con los docentes investigadores Cora Placco, Pablo Dellicompagni (becario doctoral del Conicet), Ricardo Caso, Humberto Bárcena, Daniel Hoyos, Marcos Hongn, Carlos Fernández, Hugo Suligoy, Martín Altamirano y Silvana Flores Larsen. Para satisfacción del grupo, el prototipo también obtuvo la distinción en la categoría producto innovador - grandes equipos de trabajo.

El sistema de generación de vapor con energía solar está en funcionamiento en la localidad de San Carlos, en la finca de Miguel Ángel Vargas, un productor de pimentón. Se caracteriza por ser una tecnología nacional, que utiliza materiales y mano de obra local.

"UN LARGO PARTO"

El ideador del proyecto es Saravia, quien ya está jubilado. Sonríe y recuerda que los trabajos comenzaron allá por el 2007. "Ha sido un largo parto porque el dinero ha llegado muy despacio. La primera financiación fue de la Provincia y después de Nación, nos dieron unos 800 mil pesos", precisó Saravia, y al mismo tiempo describió: "Es un equipo grande, de 30 metros de largo por siete metros de alto y casi 200 metros cuadrados de espejos colocados en filas y ligeramente doblados para concentrar la luz. Tiene una concentración muy grande de la radicación".

Placco añadió que "los espejos tienen que estar continuamente siguiendo al sol y para eso hay todo un sistema de control computacional con motores".

Los investigadores que recibieron a El Tribuno especificaron que "el vapor producido puede utilizarse para distintas aplicaciones, como procesos industriales o producción de electricidad lo que genera un importante ahorro en el consumo de leña y electricidad en dicho proceso". Con el panorama económico actual es un gran beneficio.

Además, agregaron que parte del calor proveniente de la energía solar puede ser acumulado en una masa de hormigón de 13 toneladas para poder ser aprovechado durante las horas posteriores a la puesta de sol.

Por su parte, el codirector de la investigación, Marcelo Gea, destacó que "en el concurso se inscribieron 1.500 proyectos, 39 fueron finalistas y de esos el nuestro es uno de los dos ganadores. Es como ganar el Martín Fierro de Oro, estamos felices por el logro".

El desarrollo fue financiado por el Ministerio de CIENCIA, Tecnología e Innovación Productiva, el INTI y el Consejo de Investigaciones de la UNSa. El dinero obtenido con el premio Innovar (130 mil pesos) permitirá continuar con las investigaciones y la puesta a punto del equipo.

Fuente: El Tribuno

COMENTARIOS