El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Cristian Díaz, el volante de Barrio Obrero se recupera y sueña con volver
Cristian Díaz, el volante de Barrio Obrero se recupera y sueña con volver

Ayer en horas de la tarde regresaba desde la ciudad de Salta Cristian Díaz, popularmente conocido como “Gro”, quien había sufrido rotura completa de ligamento cruzado anterior (LCA), disputando un partido del torneo de barrios organizado por la Liga y la Municipalidad de Joaquín V. González el pasado 8 de marzo.


Mientras se tomaba un té en la refishop de la estación de servicio de El Galpón, el volante de Barrio Obrero accedió a dialogar con Expresión del Sur. Notablemente más distendido y con una sonrisa continua, Gro le dijo a este medio que felizmente estaba regresando a su hogar luego de una operación exitosa.

Sin embargo no todo fue alegría durante el proceso que vivió ya que el futbolista al carecer de obra social, le era imposible afrontar el costo de una intervención quirúrgica privada valuada en aproximadamente 45 mil pesos. También la larga lista de cirugías programadas en el hospital público de Salta, alrededor de 400, lo hacía pensar que quizás con suerte el próximo año llegaría una solución.

Cristian reconoció que fueron días de martirio en su vida porque no encontraba una salida.  El único dirigente del futbol anteño que había mostrado preocupación por el futbolista fue el ex vicepresidente de Obrero, Julio Aguirre quien le colaboró para la resonancia.

“Se hacía difícil conseguir la plata, y a través de rifas que hice con hinchas de Obrero y venta de empanadas había juntado algo para los gastos de viajar a salta tratando de conseguir turno en el hospital público. Pero casi me muero cuando me dijeron en el San Bernardo que mi turno de cirugía era el número 401”, comentó Díaz.

“Luego a través de Maxi Beller y Eduardo logré conseguir que me atienda el Dr. Basilio Martínez, y a través de él me hicieron la derivación del  San Bernardo al hospital “Papa Francisco”, y también con el apoyo del Profe Martin Zalazar ex DT de Obrero quien también lo conoce al médico  fue ideal para apurar que se haga rápido la cirugía. Éste doctor operó a varios jugadores que estuvieron con el  profe, caso de Mariano Maino arquero de Central Norte”, agregó.

Cristian Díaz viajaba acompañado de su madre, un amigo, y Maxi Beller, y se detuvieron a merendar en El Galpón. El volante de la onda verde confesó que se emocionó hasta las lágrimas al ver que estaba volviendo a la normalidad, y si bien tendrá una larga recuperación de aproximadamente 8 meses, se mostró feliz en todo momento.

En todo momento evitó hablar de la falta de apoyo que tuvo de la dirigencia y las autoridades, solo tuvo palabras de agradecimiento para las personas que estuvieron con él en este difícil momento que le tocó vivir. Gro, si bien sabe del trabajo de recuperación que tendrá por delante, ya sueña con volver a la cancha para salir a defender los colores de su amado equipo.

Fuente: expresiondelsur

COMENTARIOS